Translate

Etiquetas


lunes, 30 de septiembre de 2013

ANÁLISIS DE LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO PARA 2014


Cuando el año pasado se presentaron en España los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 (http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2012/10/analisis-de-los-presupuestos-generales.html), las grises cifras que se incluían en el cuadro de previsiones macroeconómicas provocaron una ola de decepción y pesimismo (http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/14884-el-gobierno-tira-la-toalla-madrid-cada-vez-mas-cerca-de-lisboa-y-mas-lejos-de-berlin) que hizo arreciar las críticas tanto contra el Ministerio de Hacienda, Cristóbal Montoro, como contra el Ministerio de Economía, Luis de Guindos, como contra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en este caso, básicamente porque fue quien apareció sentada junto a ambos ministros en la rueda posterior al correspondiente Consejo de Ministros). Curiosamente, los negativos juicios que se vertieron parecieron ir dirigidos no tanto contra la fiabilidad de las estimaciones (porque nadie, en realidad, las puso en duda) como contra la excesiva sinceridad de las mismas, que delataban que el Gobierno tenía pocas esperanzas en que la recuperación económica y la creación de empleo fueran a tener lugar de modo mínimamente intenso en el próximo quinquenio. Para compensar, este año se ha optado por un optimismo un poco artificioso, de modo que los Presupuestos Generales del Estado 2014 han sido presentados como los que inician “la recuperación económica” (http://www.minhap.gob.es/Documentacion/Publico/GabineteMinistro/Notas%20Prensa/2013/CONSEJO%20DE%20MINISTROS/27-09-13%20NP%20Presupuestos%20CM.pdf), a pesar de que para el próximo ejercicio se esperan un crecimiento de tan sólo el 0,7% y una tasa de desempleo que todavía sería del 25,9%. Es decir, las previsiones no es que hayan mejorado mucho en relación a las del año pasado pero mostradas con mayor entereza de ánimo parece que pintan mejor.

El gran problema sigue siendo que las medidas fundamentales a adoptar siguen pendientes: el saneamiento definitivo del sistema financiero, la reducción del gasto estructural de las Administraciones Públicas y la adopción de un auténtico plan de choque que haga funciones de electroshock en el comatoso estado del sistema económico… Sin esos requisitos previos y esenciales, sólo cabe esperar modestos resultados económicos y eso es lo que recoge el cuadro de previsiones:




Fuente: Ministerio de Hacienda y AA.PP.

sábado, 28 de septiembre de 2013

ANÁLISIS DE LA PELÍCULA "JOBS"

Lo primero, comentar que, en mi blog EL ESPECTADOR IMPERTINENTE, hago un análisis estrictamente cinematográfico de esta misma película (http://elespectadorimpertinente.blogspot.com/2013/09/jobs-o-la-sombra-del-lider-es-alargada.html).


ANÁLISIS DE LA PELÍCULA JOBS






En nuestra anterior entrada (http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2013/09/defensa-de-la-racionalidad-creativa.html), hablamos del concepto de “racionalidad creativa” y lo consideramos como un factor clave para salir de la actual situación de crisis que estamos viviendo. Lejos de ser un término vacío, hoy quisiera demostrarles que hay ejemplos muy significativos que nos enseñan que el éxito, en muchas ocasiones, está asociado a la conexión de ideas que, en principio, pueden parecer antitéticas. Como el pasado viernes 20 de septiembre se estrenó en España Jobs, película que narra la vida del fundador de Apple, hoy vamos a detenernos en analizar algunos de los puntos más relevantes del film.





martes, 24 de septiembre de 2013

DEFENSA DE LA RACIONALIDAD CREATIVA





En las actuales circunstancias, las empresas y las organizaciones se mueven en dilemas aparentemente irresolubles. Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, las pautas en las que se desenvolvía la actividad económica hasta el año 2007 han quebrado y, ahora, nos enfrentamos a una situación completamente nueva. Ello invitaría a embarcarse en nuevos proyectos, realizar inversiones para ponerlos en marcha y dedicar recursos a emprender nuevas tareas. Sin embargo, nos vemos obligados a operar en un contexto en el que el elemento dominante es la escasez de posibilidades de financiación. Las empresas quieren reservar su tesorería con el único fin de poder mantenerse en el mercado a salvo de posibles contingencias (sin atreverse a diversificar su negocio), el crédito no fluye desde la banca y el elevado endeudamiento de los agentes económicos no hace posible que puedan concertar nuevas operaciones financieras.

En consecuencia, en este nuevo curso que empieza, me gustaría empezar aportando el concepto de “racionalidad creativa” y que lo tengamos siempre en mente como guía a seguir para orientar nuestra conducta. Se trataría de reconocer que nos movemos en un contexto de recursos limitados y, por tanto, la optimización de costes es un elemento esencial pero, por otro lado, admitir que en esta etapa de profundos cambios no nos podemos circunscribir a hacer lo mismo de siempre sin dar ningún tipo de giro a nuestra actividad.