Translate

Etiquetas


domingo, 1 de febrero de 2015

SECTOR PÚBLICO: TEORÍA Y PRÁCTICA (y XIX)






4.- PERSPECTIVAS DE FUTURO.- Para explicar cuáles deberían ser las tendencias del sector público en el contexto de la actual crisis, tenemos que retomar varias ideas que hemos deslizado a largo de esta prolongada serie y otros conceptos que ya habíamos manejado con anterioridad.

Anteriormente, ya habíamos hablado de los tres niveles que, según José Luis Sampedro, tenía toda realidad económica:

- Nivel técnico-económico.- Se refiere a los aspectos materiales, en sentido amplio, de la realidad: la tecnología, los recursos humanos disponibles, la formación y capacitación de la mano de obra existente, los bienes de producción, las infraestructuras, los precios, la producción de bienes y servicios, el saldo de las transacciones con el exterior…

- Nivel socio-institucional.- Este nivel se relaciona con las leyes, las costumbres, las instituciones y la estructura social donde se desenvuelve la actividad económica material.

- Nivel axiológico.- Este último escalón se refiere a los aspectos más intangibles de la realidad económica: la cultura y las mentalidades existentes…

Toda situación de crisis podría ser descrita como un desajuste entre algunos de los tres niveles enumerados, de modo que se producen contradicciones y cuellos de botella que impiden la estabilidad y que generan desequilibrios e incertidumbres permanentes.

Desde este punto de vista, el sector público es un elemento que, desde el nivel socio-institucional (con ramificaciones en el nivel técnico-económico y en el nivel axiológico) puede ser funcional o disfuncional en su relación con el sector privado de la economía, de forma que ambos pueden realimentarse para conducir a la economía a la prosperidad o, por el contrario, pueden entorpecerse uno al otro para generar estancamiento o, incluso, declive de la producción y de la riqueza.