Translate

Etiquetas


martes, 21 de abril de 2015

PREVISIONES DE CRECIMIENTO DEL FMI EN ABRIL DE 2015


El pasado 14 de abril de 2015, el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo público el informe sobre Perspectivas de la economía mundial correspondiente a dicho mes del año. Para exponer las previsiones de crecimiento que en él se reflejan, en primer lugar vamos a revisar las cifras que el documento aporta y, en segundo lugar, explicaremos las fuerzas de fondo que el propio informe indica como motivos de dichas previsiones.

Las principales previsiones sobre crecimiento económico para los años 2015 y 2016 se pueden resumir en el siguiente cuadro:






(Pulse para ampliar la imagen)

Fuente: FMI

Aunque, a nivel global, el crecimiento económico previsto no ha variado, la distribución del mismo sí ha cambiado en función de diferentes factores económicos que han tenido lugar en los meses anteriores.

En relación a los principales países, estas son las estimaciones para los años 2015 y 2016:

1.- ESTADOS UNIDOS.- Para 2015 y 2016, la previsión es una tasa de crecimiento del 3,1% para ambos ejercicios. En relación a las previsiones anteriores, ello significa 0,5 puntos menos para 2015 y 0,2 puntos menos para 2016.

2.- ALEMANIA.- El crecimiento previsto es del 1,6% para 2015 y del 1,7% para 2016, lo que significa 0,3 puntos más y 0,2 puntos más, respectivamente, para cada uno de esos años en relación a las previsiones anteriores.

3.- FRANCIA.- Las tasas de crecimiento alcanzarían el 1,2 y el 1,5% para 2015 y 2016, respectivamente. Estas cifras suponen 0,3 y 0,2 puntos más, respectivamente, para cada uno de esos años en relación  a las previsiones anteriores.

4.- JAPÓN.- El crecimiento previsto para 2015 es del 1% (0,4 puntos más en relación a la anterior previsión) y, para 2016, del 1,2% (también 0,4 puntos más en relación a la anterior previsión).

5.- REINO UNIDO.- Las tasas de crecimiento previstas para 2015 y 2016 son del 2,7 y del 2,3% respectivamente. No ha habido cambios en las previsiones para el primer ejercicio y, para el segundo, es de una décima menor.

6.- CANADÁ.- Para 2015, el crecimiento previsto es del 2,2% y, para 2016, del 2%, en ambos casos una décima menos que las anteriores previsiones.

7.- CHINA.- Las tasas de crecimiento previstas son del 6,8% para 2015 y del 6,3% para 2016. No ha habido cambios en la revisión de las estimaciones.

8.- INDIA.- Este país tendría unas de las tasas de crecimiento más elevadas del mundo si se cumplen las previsiones. Para ambos ejercicios contemplados, sería del 7,5%. Ello supone una mejora de 1,2 puntos en las estimaciones para 2015 y de un punto para 2016.

9.- BRASIL.- Este país sufrirá una recesión de un 1% en 2015 y se recuperará en un 1% para 2016. Este país es el que sufre un mayor empeoramiento en las previsiones, ya que las mismas caen 1,3 puntos en relación a 2015 y 0,5 puntos en relación a 2016.

10.- RUSIA.- La Federación Rusa tendría dos años seguidos de recesión, con una caída del PIB del 3.8% en 2015 y del 1,1% en 2016. Las previsiones empeoran a las anteriores en 8 décimas para el ejercicio y en una décima para el segundo.

11.- ESPAÑA.- Finalmente, nuestro país crecería el 2,5% en 2015 y el 2% para 2016. Para el primer ejercicio, las estimaciones han mejorado 0,5 puntos en el primer año y 0,2 puntos en el segundo.

Hay una serie de factores que sirven para explicar y contextualizar estas cifras, unos de carácter coyuntural o que actúan en el corto plazo y otras de carácter más estructural y que generan sus efectos en el largo plazo.

Entre los primeros, hay que mencionar los siguientes:

1.- Caída de precios del petróleo.- Según datos aportados en el informe, el precio del petróleo ha caído alrededor de un 45% desde septiembre:




(Pulse sobre la imagen si quiere verla ampliada)

PPPEI: Precio promedio del petróleo de entrega inmediata

FUENTE: FMI


Esta caída, como vemos en el gráfico superior, está asociada a la de los precios de otras materias primas. Por ello, esta tendencia beneficia a los países que son importadores netos de este epígrafe (especialmente, los de la Unión Europea y Japón) y perjudica a los exportadores netos (de ahí, la recesión de Brasil y Rusia –en este último caso, también influyen las sanciones aplicadas por culpa del conflicto de Ucrania-).

2.- Revalorización del dólar.- La otra variable que ha influido a corto plazo es la apreciación de la divisa estadounidense y la depreciación paralela del euro, la libra y el yen, como consecuencia de la retirada progresiva de los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de EE.UU (http://economia.elpais.com/economia/2014/10/29/actualidad/1414607394_203338.html) y la puesta en marcha paralela de la quantitative easing o inyección masiva de liquidez por parte del Banco Central Europeo (http://www.expansion.com/2015/03/05/mercados/1425559556.html).










Esta evolución dispar de las divisas estimula las exportaciones de los países cuyas monedas se ven desvalorizadas (los de la Eurozona, Reino Unido y Japón) y perjudica las de EE.UU., como consecuencia de la apreciación de su moneda.

Como podemos ver a raíz de la explicación de estos factores, los mismos no alteran el crecimiento global sino que distribuyen el mismo de distintas formas entre unas áreas geográficas y otras. Para analizar los factores que afectan a la tasa de crecimiento general, hay que centrase en los elementos estructurales y de largo plazo y, en relación a los mismos, hay que mencionar una circunstancia que ya hemos tratado en otras entradas del blog (http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2011/09/rio-arriba-o-cual-es-el-origen-de.html, http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2014/02/el-cambio-tecnologico-la-madre-de-todos.html, http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2014/03/el-cambio-tecnologico-la-madre-de-todos.html, http://eldedoeneldato.blogspot.com.es/2014/03/el-cambio-tecnologico-la-madre-de-todos_7.html) y que se sintetiza de modo muy claro en la introducción del informe:

“El crecimiento del producto potencial ha disminuido. (…) (E)l crecimiento potencial de las economías avanzadas ya estaba disminuyendo antes de la crisis. También ha influido el envejecimiento, sumado a la desaceleración de la productividad total. La crisis empeoró la situación, ya que la fuerte contracción de la inversión enfrió aún más el crecimiento del capital. A medida que dejamos atrás la crisis, (…) el crecimiento del capital se recuperará, pero el envejecimiento y el débil aumento de la productividad continuarán actuando como lastres. Los efectos son aún más pronunciados en los mercados emergentes, donde el envejecimiento, la menor acumulación de capital y el menor aumento de la productividad se están combinando para reducir significativamente el crecimiento potencial en el futuro.”
Es decir, la reducción del crecimiento económico potencial es la que condiciona la capacidad de recuperación económica. Antes que intentar promover crecimientos artificiales mediante estímulos fiscales y monetarios que sólo generan efectos transitorios, hay que centrarse en las ganancias de eficiencia del sistema económico en su conjunto, evitar el despilfarro del gasto público, dando prioridad a las áreas críticas, y mejorar la gestión del gasto global en I+D para potenciar el cambio tecnológico y lograr que la capacidad de crecimiento de las economías se intensifique.


No hay comentarios:

Publicar un comentario